Cómo desarrollar la página web perfecta

16 febrero 2018

Aunque las tiendas físicas no han desaparecido no se puede negar que las páginas web están cobrando, cada vez, una mayor importancia y ya da igual si se trata de un blog personal o de una tienda donde se quieran ofrecer diferentes bienes o servicios.

Las empresas de diseño web se han vuelto indispensables para conseguir captar al público, mantenerlo el tiempo suficiente como para que pueda ver lo que se está vendiendo y, por último, se realice la venta efectiva. Por supuesto, la competencia ahora es mucho mayor que antes porque el mercado se ha globalizado y, más allá de contar con profesionales que se ocupen del diseño, hay una serie de cuestiones que hay que tener en cuenta si se pretende que la web consiga triunfar.

  1. Decir quién se es. Normalmente cuando se ofrece algo se trata de suplir una necesidad, aunque ésta también se puede crear en determinadas ocasiones. Al posible comprador le tiene que quedar claro, desde el minuto uno, quién está detrás de esa empresa y lo que se le está ofreciendo.
  2. Mostrar lo más valioso que se tenga. Siempre se tienen determinadas fortalezas y debilidades. Al público le tienen que llegar las primeras y las segundas es en las que hay que trabajar de manera constante para mejorar. Si se ofrece un servicio de envío urgente, si los productos cuentan con características únicas, si el servicio de atención al cliente es continuado… Lo que marque la diferencia, es valor.
  3. Ofrecer productos relacionados. Son muchas las personas que cuando quierer hacer compras por Internet acaban por buscar productos que guarden relación. Siempre que así sea, se les puede ofrecer porque, aunque no lo tengan en mente de primeras, se puede conseguir una venta por mayor valor de esta manera.
  4. Forma de contacto. Al cliente siempre ha de quedarle claro la forma en la que puede contactar con la empresa en cuestión de la forma más fácil posible. En este caso da igual si es para preguntar algo o bien para aclarar una cuestión sobre un pedido… Siempre es preferible que tenga una forma de contacto sencilla y que la respuesta no se demore en exceso.
  5. Intuitiva. Para poder desenvolverse en una web no hace falta hacer un máster. El cliente tiene que poder manejarse de forma intuitiva a través de ella. Para esto, los enlaces internos son fundamentales y que nunca se pierda de vista el contar con un Site Map y, por supuesto, el poder regresar a la Home. Todo lo que implique que el cliente se pierda en ella puede suponer el perder al cliente en sí.
  6. Facilidad en el pago. Por norma general se aconseja dar ,como mínimo, tres formas diferentes de pago y, al menos una de ellas, que no le suponga ningún coste extra (a ser posible) Por ejemplo, esto último se puede conseguir con las transferencias.
  7. Diferentes dispositivos. Como es muy frecuente que ahora se acceda a Internet desde una tablet o teléfono y no sólo desde el ordenador hay que tener en cuenta que la web se vea bien en todos y cada uno de los dispositivos, adaptándola a las características especificas de cada uno.

Más artículos interesantes:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.