Cómo convertirse en un experto en gestión de Compliance

2 agosto 2019

Compliance ha pasado de ser un término conocido a una obligación en la marcha de cualquier empresa. La palabra define todos los procedimientos y metodologías que se implementan dentro de un entorno corporativo para identificar y atajar cualquier riesgo de tipo legal, de prevención u operativo al que se puede enfrentar la empresa. Hoy en día, la gran parte de las compañías cuentan con un departamento de Compliance para asegurar la buena marcha de la misma.

Por todos estos motivos, actualmente los profesionales de compliance están muy solicitados en todos los sectores industriales. Realizar un Máster en dirección compliance asegurará que la persona es una persona en todos los ámbitos de implantación, así como que adquirirá más conocimientos que en el curso medio de compliance. Sin embargo, ¿cuáles son algunas de las funciones o conocimientos que debe tener un experto en la materia?

Conocer el marco legislativo e identificar todas las debilidades

El departamento de compliance debe encargarse de que las acciones de la empresa se realizan siempre dentro del marco legal, esto también influye en las cláusulas de convenios y demás contrataciones. Por este motivo, saber identificar las brechas en este sentido y ser capaz de actuar dentro del marco es fundamental.

En este sentido, el trabajo de compliance es necesario para poder atajar cualquier problema de tipo legal, que suelen acarrear consecuencias en forma de multa o sanciones, algo que iría en detrimento de la empresa. En el ámbito legislativo, una nueva vía que cada día es más importante tiene que ver con las nuevas leyes de protección de datos (como la RGPD). Más allá de los equipos de ciberseguridad de la empresa, si es que tiene actividad online, compliance también debe velar para que se cumplan todos sus parámetros y que las acciones en la red respondan a los mismos niveles de calidad que el resto de su actividad.

Al mismo tiempo, un experto en compliance debe velar por la ética del negocio y para que todo lo se realice dentro de la compañía responda a unos estándares éticos y a los valores de la propia compañía.

Auditorías, gestión de riesgos o canales de denuncia

La gestión de compliance involucra, de una u otra manera, todos los ámbitos de la empresa. Por este motivo, es fundamental saber leer la línea de negocio en toda su amplitud y tener altos conocimientos de gestión. El área de compliance también debe velar por cuestiones como la gestión de riesgos, que, si bien no se encarga de la prevención de riesgos laborales, está vinculado al buen funcionamiento de esta; de llevar a cabo auditorías internas y externas para que la empresa sea lo más transparente posible o, por ejemplo, contar con una canal de denuncias.

Desde compliance es importante habilitar un canal en el que poder centralizar dudas y denuncias por parte de los trabajadores y es su responsabilidad que sea anónimo y seguro. Una acción fundamental para atajar cualquier problemática dentro del entorno de trabajo.

Un experto en el área de compliance es un profesional de la gestión y la dirección que sabe ver la empresa en toda su complejidad, así como una persona capaz de implementar métodos y procedimientos para su mejora constante. Una formación específica, como un máster, solo puede redundar en una mejora de las capacidades.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.