Cómo mantener la relación con los clientes y favorecer el e-commerce durante el verano

16 julio 2018
empresa emprendedor colaboracion

El verano no es la mejor época del año para el e-commerce. Los consumidores tienden a comprar menos y dedican menos tiempo a atender las comunicaciones online con las marcas. Las ventas online caen de promedio un 30% en meses como junio, comparándolo con los periodos de mayores ventas, como algunas semanas de diciembre. Esto entraña el riesgo de perder el vínculo con el cliente, por lo que es recomendable encontrar la manera de seguir manteniendo la comunicación con los usuarios. “Es el momento de ser creativos a la hora de dirigirnos a los clientes a través del e-mail marketing”, explican los especialistas de la compañía Dolist, experta en marketing omnicanal y deontológico basada en el smartdata.

El primer paso es romper con la rutina a la hora de ofrecer experiencias al cliente y esto lo hacemos modificando el estilo de imágenes, colores, objetos o textos dentro del mensaje e-mail, lo que creará un atractivo adicional a los ojos de los clientes.

Para lograr estos objetivos y mantener una relación fluida con los clientes, incluso en las épocas de verano, la empresa que ha diseñado campañas e-commerce de éxito para grandes compañías españolas y francesas, comparte una serie de consejos basados en su experiencia:

Mantener la relación con el cliente durante la época estival

  1. Adaptar el contenido del mensaje a la estacionalidad jugando con el campo léxico

Algunos periodos específicos del año como el verano implican una selección diferente de palabras. En épocas estivales, los mensajes tienden a ofrecer mayor dinamismo, frescura, un tono más desenfadado y un vocabulario específico de la estación. “No hay que dudar en utilizar juegos de palabras originales, evitando al mismo tiempo caer en fórmulas muy manidas”, expone Dolist.

  1. Adaptar también el diseño de los mensajes

“Amoldarnos al comportamiento de consumo y a las tendencias de la estación en el diseño de los mensajes no solo demuestra que el mensaje está actualizado, sino que ayuda a causar un efecto más positivo en el cliente”, explican los expertos de Dolist, recordando que hasta el 93% de los consumidores considera la apariencia visual del mensaje un factor decisivo en la decisión de compra.

  1. Escoger adecuadamente el asunto del mensaje

“El asunto del mensaje e-mail es el primer punto de aproximación con los contactos. Aunque a veces no se tenga en cuenta es, sin embargo, un criterio que va a determinar en gran parte la apertura de un mensaje”, dicen los expertos de Dolist.

  1. Personalización del mensaje

“Diversos informes que manejamos demuestran que dirigirse al destinatario utilizando su nombre o apellido potencia el vínculo cliente- marca”, asegura Dolist.

  1. Utilizar emoticonos u otros símbolos en los mensajes para atraer al público

Los emoticonos sugieren dinamismo y, sobre todo, ayudan a distinguir el mensaje de todos los que llegan a la bandeja de entrada. Incluso si es verdad que cada vez son más utilizados y, por tanto, menos originales, tienen un gran poder para llamar la atención de los destinatarios.

  1. Destacar lo más importante de nuestro mensaje.

Con textos más grandes, imágenes, posición en el mensaje e-mail… Una buena estrategia conlleva saber cómo destacar la parte del mensaje que más interés tenemos en transmitir.

  1. Crear un calendario estival y adaptar los mensajes al mismo

“Hablamos de planificar los mensajes de todas las fechas destacadas dentro del verano”, explica Dolist. En la primera parte del verano, podemos crear estrategias como una selección de productos o servicios de estación de entre todos los disponibles (ropa de verano para el sector textil, libros recomendados o guías de viaje para el sector editorial, seguros de viajes para el sector de seguros… etc.) Otra puede ser sugerir una lista de los productos más vendidos, guías de compra o incluso una sección de liquidación con ofertas. Si la oferta caduca en una fecha determinada, se puede incluir una cuenta atrás en cada e-mail. “Recordemos que la estación de verano es muy propicia para sorteos y concursos, que pueden multiplicar por seis el ratio de captación de clientes“, recuerda Dolist. Este calendario se diseñará teniendo en cuenta hábitos de compra (por ejemplo, según estudios, los productos más vendidos durante el verano son: bienes de electrónica de consumo, bolsos y sistemas de equipaje, productos para bebé, equipamiento recreativo y deportivo y complementos estacionales, aunque esto debe adaptarse al target de clientes de cada empresa.

  1. Planificar los tiempos

Dentro de la época estival, hay muchas etapas que podemos identificar para potenciar las ventas. Si bien el mes de junio es uno de los más bajos en cuanto a ventas, a medida que se acerca septiembre, el e-commerce empieza a reactivarse. Los lunes de verano son los días de la semana en los que los consumidores compran los productos más caros, mientras los viernes los que menos. Cuando septiembre se vaya acercando, una idea puede ser organizar campañas de liquidación o de “vuelta al cole”

  1. Enfocar el contenido de tus e-mails a los deseos y demandas de los clientes

Según recientes encuestas, el 49% de los consumidores españoles manifiesta deseos de pasar las vacaciones viajando. Adaptar este y otros hábitos el contenido de nuestros mensajes nos ayudará a ofrecer planes, productos y servicios relacionados con los viajes y así fortalecer la marca y tener la oportunidad a los usuarios la lista de la compra ideal que están buscando para sus vacaciones.

Fuente: Dolist

Deja un comentario

Your email address will not be published. Email and Name is required.