La importancia de las campañas de email para las pequeñas empresas

email-marketing

Crear una imagen de marca es un proceso largo y complicado que requiere paciencia. En esa gran aventura que es el emprendimiento, apostar por el marketing digital es en la actualidad imprescindible, ya sea contratando a alguien externo o invirtiendo nuestro propio tiempo y mejorando poco a poco.

El marketing digital o marketing en la red se desglosa en múltiples ramas. Algunas de ellas son muy novedosas, entre las que destacaría el uso de las redes sociales. Otras, a pesar de llevar más tiempo entre nosotros, muestran un alto grado de fidelización, como enviar correos masivos a clientes.

A pesar de ello, muchos emprendedores no invierten en las campañas de email todo el tiempo que deberían. Por su parte, otros caen en errores comunes que hacen que los correos de las empresas acaben en spam.

Claves para una campaña de email exitosa

Como sabemos, comenzar una startup es una tarea complicada. Aunque no existen unas reglas inquebrantables que aseguren el éxito o fracaso de una empresa, los expertos en marketing destacan algunas claves que pueden ayudarnos a fidelizar a nuestros clientes y mejorar nuestra imagen de marca.

Forma del email

Como todo en la vida, la estética transmite mucho sobre los valores y el trabajo que esconde una empresa. Así, no es lo mismo recibir un email sobrio, en blanco y negro, que una newsletter colorida. En cada caso, depende de la empresa, a qué se dedica y qué quiere transmitir en ese momento. Por ello, la estética que le demos al email es fundamental a la hora de atraer compradores o hacer que el cliente se sienta cómodo con la marca.

No obstante, cuando hablamos de la forma no solo nos referimos a los colores. Las imágenes que adjuntes, el modo de presentar el texto, la tipografía, los espacios, los márgenes o la extensión son fundamentales a la hora de lograr objetivos.

Contenido del email

Por supuesto, no todo es la forma. En los emails, el contenido que nos quiere transmitir la empresa es fundamental, ya que se ha puesto en contacto con nosotros por alguna razón.

En este sentido, es importante cuidar la redacción, añadir encabezados, limitar el contenido y, por supuesto, elegir correctamente el título de la publicación. La idea es que quien reciba el email sienta la necesidad de leerlo porque le parezca interesante. Además, hay que intentar evitar que el lector se sienta fatigado con información excesiva.

Frecuencia de envío

Uno de los principales errores que cometen las empresas tiene que ver con los spam. Enviar correos masivos no tiene por qué ser malo. De hecho, en las empresas grandes es inevitable, ya que el correo va destinado a un numeroso grupo de personas. Sin embargo, para que el correo sea efectivo y el destinatario no se sienta objeto de spam, el mensaje debe ser personal. De igual modo, la marca debe utilizar un remitente conocido y, por supuesto, no caer en el hablar por hablar. El mensaje debe incluir contenido de calidad pues, de lo contrario, el próximo email será eliminado por el destinatario.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Email and Name is required.